Últimos temas
» saludos
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Invitado

» Saludos
Miér Ago 13, 2014 12:15 am por Clover Frey

» { Spectra Entertainment —Normal [YAOI]
Miér Jul 09, 2014 2:49 pm por Invitado

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Jue Jun 26, 2014 1:02 am por Invitado

» Me presento
Sáb Jun 21, 2014 3:17 am por Invitado

» I'M BACK!
Mar Jun 17, 2014 7:32 pm por Barbanegra

» Inicio de la 2º Guerra por el Santo Grial.
Lun Jun 16, 2014 2:11 pm por Rita Lazo

» Reflejos de sangre [Invocación María The Ripper] [2ª guerra]
Vie Mayo 30, 2014 1:55 pm por Kurogane Lucio

» Mccarter´s Files
Jue Mayo 29, 2014 6:17 pm por Nine Mccarter

Licencia Creative Commons
Fate/Aretology por http://fatearetology.webmasterforos.com/ se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://www.typemoon.com/.





Afiliados Elite y Hermanos

Shea

[1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Invitado el Jue Ene 02, 2014 3:16 am



Un dia atras antes del comienzo del evento.  11:59 Pm. En algun lugar de la Prefectura de Nagano, Japon.


Los dias pasan, todos sin un cambio al parecer, llenos de monotonia, olor a carne quemada, el olor de la sangre y del aceite de maquinaria. Envuelta en el mismo taller pasan mis dias sin cambio aparente, transformada en una herramienta, usada como una herramienta, eso es lo que ahora soy, se me ha privado de la libertad y se me han rebocado mis derechos como ser humano, soy una simple maquina de guerra, una marioneta mas para Nine, y aun asi, aun habiendo experimentado el dolor de haberseme arrebatado todo mi mundo, no siento ningun dolor, ninguna pena....deberia escapar, al menos intentarlo una vez mas, pero ahora todo me da igual, nada me importa, ni siquiera aquellos recuerdos......en verdad me han arrebatado todo, incluso mis emociones, ya no las tengo mas.
Veo como Nine ce acerca a mi camara, al parecer tiene una nueva mision para mi ¿que mas atraeria la atencion de ella en mi mas que otra simple mision.
[Murakumo, oye murakumo despierta es hora de trabajar] La capsula donde ahora me encuentro es vaciada completamente, apenas me he recuperado de las heridas y ya estoy en otra mision. [Tenemos un asunto especial que tratar contigo ahora, deberias sentirte feliz has sido seleccionada de entre todas las demas chicas para participar en la guerra por el santo grial] ("ahhh, creo que escuchado antes eso de alguien") [Toma tus cosas y cambiate, partiras dentro de 10 minutos, no te dejes nada] (Entendido, Maestra-)Salgo de la capsula, me encuentro desnuda, tendre que ir a mi loquer personal para tomar mi nueva ropa.

30 minutos despues....

[¡Murakumo!] Escucho a Nine gritar arriba, sobre su taller de magia, apresuro la marcha tomando todo lo que encuentro en locker y comienzo a subir a donde ella se encuentra(Que pasa Maestra)[¿Todo listo? no tenemos mucho tiempo que perder, varios de los participantes han llegado a Fuyuki e incluso unos terminaro ya su invocacion] Nine me entrega un tubo de metal alargado, al parecer tiene algo adentro muy especial, no puedo verlo completamente, pero tengo una idea de lo que es. [Toma, ese el receptor para la invocacion, sera mejor que no lo pierdas, no pienso malgastar otro receptor en ti] (Entendido Maestra) Lo guardo en la mochila de exploracion, la cual se encuentra sobre mi espalda. [Entendido, cuando llegues a Fuyuki lo primero que tendras que hacer es buscar un lugar desolado prepara el circulo como te enseñe, una vez estes haya prende el radio de comunicacion satelital, si tienes alguna duda dejare que Naganami conteste tus dudas, si existe alguna persona molesta o que intente espiar matalo, es una orden, no dejes huellas e intenta luchar solo por la noche, ya me comunicare contigo mas tarde para alguna actualizacion. Ahora toma tus cosas y aborda el avion] Saludo a Nine como si fuese algun mimbro especial de la milicia, cuando termino comienzo a correr nuevamente para tomar el avion, es uno muy pequeño, parece un aeroplano, casi lo justo para que puedan viajar hasta 4 personas en su interior, mis herramientas son muy pesadas, tal vez yo valga por los 3 espacios vacios que hay, una vez arriba el aeroplano comienza a elevarse.

Dia siguiente  3:28 Am. Sobre los cielos de fuyuki.

Ah, al parecer alguien se adelanto a los planes de Nine, puedo ver que todo ha sido preparardo con prisa, tal vez mi candidatura a participar fue decidida de la misma manera, o tal vez sea mi suerte para sobrevivir a ambientes inesperados. ]Tengo ordenes de Nine, no tendre oportunidad de aterrizar, unidad Murakumo, tendra que tomar un paracaidas y saltar](Ya veo) Tomo un paracaidas al instante y me lo pongo en la espalda, la mochila que traia conmigo ahora la pongo sobre mi pecho. [Nos estamos acercando] El punto donde sere soltada es mucho mas vistoso de lo que pensaba, es un area llena de arboles, parece un bosque, en ella puedo divisar un lago a la distancia y una cabaña cerca de ahi, tal vez pueda usarla como refugio mas adelante. [Aqui es, suerte Murakumo] (Taihou) Salto,  no volteo hacia atras pero por el rabiño del ojo puedo divisar una efimera sonrisa de la unidad Taihou, es extraño, no deberia poder, pensare en ello mas tarde ahora solo me queda aterrizar, una vez en el suelo tengo que preparar la invocacion y comunicarme con Nanagami.

 3:50 Am.  Fuyuki.

Estoy en el suelo, envuelta en la obscuridad, debo darme prisa si no quiero que Nine se moleste otra vez. Por fin encuentro el sitio perfecto, puedo distinguir la cabaña ahora desde el suelo, tan pronto puedo me deshago de la mochila, es hora de corrborar mi posicion. (Unidad murakumo, corroborando ubicacion, me encuentro en fuyuki, a unas cuantas horas de la ciudad, la invocacion dara proceso, espero ordenes siguientes.....contesten) [...a...uni....ami...co.rr....ado..] (falla de comunicacion repitan) [Unidad Murakumo aqui unidad Nanagami, corroborando ubicacion....informacion obtenida, otorgando ultimas indicaciones. Realice la invocacion, busque un refugio seguro y enfrente a la mayor cantidad de enemigos posibles, las batallas a la luz del dia esta permitidas repito las batallas a luz del dia estan permitidas. Se necesita se nos mantenga informada, no olvide recolectar toda la informacion posible sobre los masters, obtenga la mayor cantidad de prana sostenida en el aire, su avance asi como sus victorias tendran que ser reportadas una vez a la semana, no olvide su cheque corporal cada dos veces a la semana, es necesario probar el codigo mistico que se le ha otorgado, no olvide usarlo, la comunicacion sera permitida como maximo dos veces por semana, mantener la participacion de Nine en la guerra es prioridad absoluta cambio] (Actualizacion recibida, cerrando comunicacion hasta la proxima semana, iniciando mision cambio) [Recibido cambio y fuera] Nuevamente estoy sola.....

 4:10 Am. Fuyuki.

El circulo ha sido dibujado, como se me ha ordenado el material usado para formarlo es con unicamente mercurio,  saco del interior de la mochila el tubo de acero  que Nine me entrego en las manos hace un par de horas, pongo un poco de magia sobre ella y cunado el tubo ha reconocido mi Prana se abre completamente revelandome por fin el interior que en ella se encuentra, veo un trozo de madera, parecer ser el trozo de algo mas grande, parece...tener una forma de espada, ¿una espada de madera?, coloco el receptor en el centro del circulo, al mismo tiempo corto uno de mis dedos y dejo caer un poco de sangre sobre ella. Es hora de recitar el conjuro de invocacion.

Proveer, proveer, proveer, proveer, proveer, repetir cinco veces el tiempo otorgado, al inicio la plata y el hierro, al principio el Archiduque del Pacto Sobre la piedra, el fundador es el gran maestro Schweinorg, un muro contra el ciento que desciende, cerrar las puertas de las cuatro direcciones, Sacar la Corona, Girar al Cruce los tres caminos que llevan al reino, informo que tu cuerpo me pertenece, mi destino esta atado a tu espada, sigue la llamada del Santo Grial, y ¡Contesta si aceptas!, He aquí mis ruegos, solo somos bondad, alejamos el mal de este mundo, eres los siente mundos vestidos con el alma de tres grandes palabras, ¡Sal del círculo de invocaciones!, ¡Defensor del Equilibrio de Maldiciones!

El circulo comienza a brillar de el una figura robusta comienza a emerger, es un hombre, al parecer el propietario de aquella arma de madera, aun no lo puedo ver bien, envuelto sobre la neblina aquel hombre parece imponente y muy poderoso. Mientras eso sucede en mi mano puedo sentir un pequeño ardor, levanto la mano pronto puedo observar el por que de aquella sensacion, es un dibujo, formado de un color rojizo, al aparecer es el sello que me permitira utilizar a ese ser. Espero la neblina se disipe y por fin pueda ver al hombre que acaba de llegar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Miyamoto Musashi el Jue Ene 02, 2014 12:30 pm


Ambientación


La oscuridad. La oscuridad que trae la nada. La nada que trae la muerte. La muerte que trae la vida. la vida que trae el todo. El todo que trae la luz. El inicio y el final, tan distantes y a la vez tan cercanos. Tan similares y a la vez tan diferentes. Luz y oscuridad, todo y nada, vida y muerte. ¿Qué más? Nada. Todo. Algo. Algo que hay entre la luz y la oscuridad, la penumbra. Algo que hay entre la vida y la muerte, la conciencia. Algo que hay entre el todo y la nada, el algo. Un algo que aparece más allá de las vidas. Un algo que perdura más allá de la muerte. Un algo que aparece entre la oscuridad y la destruye, un algo que aparece entre la luz y la quiebra. Sombras danzarinas, deslizantes, intensas, agraciadas. Brillos parpadeantes, crepitantes, cegadores, destructores. Vienen y van, van y vienen. Como la vida y la muerte. ¿Qué es la vida sin muerte, que es la muerte sin vida? Se necesitan la una a la otra, y así se convierten en uno. Así un muerto está a la vez vivo, y un vivo está al mismo tiempo muerto. No importa uno u otro, son lo mismo, la misma desgracia, la misma entidad, la misma maldad y al mismo tiempo la misma gracia, el mismo sujeto, la misma bondad.

El olvido no es algo que nos esté permitido a todos. Hay veces que queremos olvidar y nos es imposible hacerlo, y hay ocasiones en las que queremos ser olvidados y tampoco nos es posible. Mientras alguien nos recuerde, nuestra existencia perdura. Aunque estemos desaparecidos, muertos o simplemente escondidos, mientras alguien recuerde nuestra existencia, presente o pasada, siempre existirá esa conciencia nuestra que permitirá que aun en ausencia del cuerpo la mente no desaparezca. Muchos podrían ver esto como una ventaja, como el sueño inalcanzable: la inmortalidad; pero es para otros, seres entre los que yo me incluyo, la mayor maldición a la que se pueda hacer frente. Ver cómo todo lo que hiciste en vida va degenerando, cómo lo que fue tu país, tu nación, tu familia, tu casa, desaparece y se convierte en poco más que espectros vagabundos, totalmente degradados, de lo que una vez fueron. La desaparición del honor, el orgullo, la justicia, la benevolencia, la fuerza, en pos de una vida más fácil, inhumana y destructiva con su entorno. Nadie quiere ver como su mundo se transforma en aquello que él mismo luchó por evitar, en algo completamente distinto a lo que una vez vio y vivió.

Ver algo como esto no puede traer más que rabia. Rabia por aquello que ha desaparecido. Rabia por el desperdicio de toda una vida cuyos frutos han sido borrados con el paso de los siglos. La rabia que siente el guerrero al ver como sus semejantes caen en el pecado y en la debilidad más y más a cada década. En mi tiempo fueron muchas las personas que caían bajo el poder del alcohol y del poder, pero eran también muchos los que seguían el mismo camino que yo, y me hacían ver que aquello que yo hacía tenía sentido. Sin embargo, después de mi muerte, año a año, década a década, siglo a siglo, todo ese honor que tanto amé, toda esa fuerza que tanto me costó alcanzar, todo ese orgullo que tanto enalteció a los poderosos samurais, empezó a desaparecer como lo hace el polvo llevado al infinito por la más leve de las brisas heladas. Y lo que quedó en su lugar fue vergüenza, debilidad, pecado, malicia, inhumanidad... algo que convertía a la humanidad en un intento de demonio, pero que no llegaba ni siquiera a la altura de estos por su falta de poder y de fuerza. Deseé por siglos volver a esa tierra... deseé hacer caer mi espada sobre los cuellos de aquellos que pudrían y degeneraban el mundo día a día. Les odiaba, les odiaba y por eso quería quitarles de en medio. Quería enseñar a la gente cuál era el verdadero camino a seguir: el camino del sufrimiento, de la redención, del esfuerzo, de la guerra, de la muerte. Y para conseguir esto primero tendría que conseguir que se arrepintieran por haberse desviado por tanto de allá a donde se deberían haber dirigido.

"¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhh!!!"

Este era el grito de la desesperación, del odio y de la rabia, y se repitió saliendo de entre mis labios en multitud de ocasiones. Me sentía inútil, atado por unas cadenas que no me dejaban volver allá a donde deseaba, rodeado de una oscuridad que no cesaba en su ímpetu por cegarme y aniquilarme. Pero yo no me rendía, cada vez me revolvía con más fuerza, cada vez trataba de librarme de mis ataduras con más insistencia, y por lo tanto cada vez mi espíritu iba cayendo más y más en la oscuridad, en la destrucción. Pues ese era el futuro de los espíritus afligidos, aquellos que desarrollan un mal sentimiento, aquellos que se dejan llevar por el camino del odio. Pero no me importaba que ese fuera mi destino. Solo quería que llegara mi momento... solo quería que llegara el instante en el que mi alma volviera a tomar vida y mi grito llegara hasta las desoladas tierras del mundo real.

Y llegó el momento. La luz se abrió paso entre la oscuridad y quebró por completo aquella jaula que me había bloqueado por tanto tiempo. Sin embargo... no sonreí. No sentí alegría, no sentí tranquilidad o alivio, simplemente supe que mi momento había llegado, y que por eso el camino se abría ante mí. Las cadenas se rompieron en mil pedazos, y mi cuerpo, hasta el momento desnudo, fue cubierto por mi habitual traje de combate (un kimono negro). Sobre mis manos no tardaron en aparecer aquellas armas tan conocidas, las mismas que en mi vida tantas cabezas aplastaron y tantas muertes llevaron en su nombre, dos simples bokens que con destreza y fuerza bien se podían convertir en el arma más letal que habitara la tierra. Fueron ellas más leales a mí de lo que lo fue cualquier persona de mi familia o cualquier ser humano que habitara mi tierra. Nunca me dejaron de lado, nunca me decepcionaron... y una vez había llegado el momento para que nos uniéramos, para que arma y espadachín demostraran a aquel mundo digno de desprecio lo que significaba el verdadero poder del guerrero.

Alcé mi mirada y esta se clavó sobre el haz de luz que se mostraba frente a ella. Por supuesto, por supuesto que sabía lo que significaba avanzar hasta aquel lugar; lo que tendría que hacer si es que deseaba llegar a cumplir con mi cometido. No era un trabajo fácil, sin embargo... era aquello para lo que había nacido. Luchar, destruir, matar, vencer y finalmente alcanzar ese deseo tan intenso y poderoso que se formulaba en mí. Y si alguien se entrometía en mi camino... pobre de esa persona, pobre de su vida y pobre de su inocencia. Fuera master o servant, fuera amigo o enemigo, mi espada jamás dudaría en quebrar un cráneo más de todos los que ya se había llevado por delante. No sabía con qué tipo de gente me encontraría ahí abajo... ni siquiera sabía cómo sería aquella persona que se hiciera mi compañera de viaje, pero... estaba preparado para ello. Estaba preparado para todo. Porque ese era mi momento, y el de nadie más.

* * * * * * * * * * * *

Ambientación


Mi cuerpo cayó sobre aquella tierra yerma como si se tratara de un rayo destructor, atravesando el espacio y el tiempo de manera instantánea y dejando tras de sí un intenso, aunque breve, resquicio de luz. Ante la fuerza de la caída la tierra cedió, creando notorias grietas en la tierra y levantando una nube de polvo tan densa que evitaba ver todo lo que ocurría en el entorno. Las primeras hileras de árboles que componía un área a mi alrededor cedieron y cayeron sin resistencia a medida que la tierra se deshacía a sus pies. Sobre mi cabeza, un cielo oscuro, cubierto por abundantes nubes azabaches. A mis costados un mundo de frondosidad, abundantes hijos de la tierra que se alzaban hasta alturas inverosímiles. Me incorporé con lentitud, pues mi caída me había hecho quedar con la pierna derecha incada sobre el suelo y el puño clavado en la tierra.

El polvo que yo mismo había levantado obstruía mi visión y mi olfato, por lo que con el desenvainar de mis espadas y agitándolas con tremenda fuerza hice que todo aquel polvo retrocediera en el acto. Aun cuando hice esto mis ojos estaban totalmente cerrados, no necesitaba ver, solo necesitaba oler una vez más el aire de esta era, la era que yo había venido a destruir. Respiré profundamente y saboreé aquel aire cargado de impureza y suciedad, para después volver a expulsarlo. Mis músculos se tensaron y mi entrecejo se acentuó, tras lo que empecé a abrir los ojos con suma lentitud. Sí... eso era lo que tenía que hacer... esta era no merecía existir... su existencia era demasiado efímera, demasiado débil, demasiado putreacta... y sería yo quien acabara con toda ella.

Una vez hube hecho mi inicial trabajo de inspección y ubicación abrí los ojos aun más y giré mi rostro hasta clavarlos en aquella persona que se encontraba a mi lado, la misma a la que supuestamente habría de obedecer de ahora en adelante... por el momento. Mis óculos, cargados de la más profunda indiferencia y desprecio se inyectaron en los suyos, escrutándolos con intensidad. No era más que una niña... no parecía serlo, al menos. Una joven de un aspecto demasiado frívolo, sin embargo. Sentía algo extraño proviniendo de ella... no sabría decir su fuera su aura o su simple existencia... o quizá esos ojos que yo mismo había intentado intimidar.

-¿Eres tú quien me has invocado?-pregunté, aun sabiendo ya la respuesta a susodicha cuestión- ¿Eres tú quien has osado tomar como compañero de batalla al monstruo de las espadas?-no demostré emoción o sentimiento alguno, una mera seriedad despectiva- Preséntate, niña, y dime quién es aquella persona que deberá demostrar ser merecedora de mi poder.
avatar
Miyamoto Musashi



Mensajes : 64

Experiencia : 230
HP (Puntos de vida) : 500

Victorias ganadas : 0
Derrotas sufridas : 0


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: D

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Invitado el Jue Ene 09, 2014 7:01 pm

Servant....Un alma heroica, la restructuracion de un ser antiguo en el tiempo real ¿era esto solo una parte del poder del Grial? no me imaginaba que tipo de persona era con el que iba a contar ni el tipo de servant del cual estaria al mando pero mi primera impresion fue sin duda un hombre rudo y muy poderoso, podria estar bajo la Clase Saber tal  vez. Murakumo... Dije despues de unos segundos, era muy alto tenia que levantar la vista para poder observarlo al rostro. Servant......desde ahora tu seras mi escudo, desde ahora seras mi protector, tu espada sera la fuerza que me ayudara a obtener el santo grial, tienes permitido asesinar a quien sea, cualquier ser o persona que se pueda interponer en nuestro camino, al menos creo que nuestro objetivo primordial es el mismo.Levante el brazo para dejar a la vista el sello de comando que brillaba de un color anaranjado Servant, si me aceptas como tu compañera actual revela tu nombre asi como tu clase actualEl contrato habia sido sellado pero los desconformes aun podian existir, tenia que dejarle en claro que estaba dispuesta a realizar cualquier cosa por obtener el grial, que no podia fallar, para una como yo el fallar era similar a la muerte.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Miyamoto Musashi el Lun Ene 13, 2014 8:32 am

Aquella mirada indiferente, frívola y desinteresada no cambió ni un ápice aun mientras las palabras salían de los labios de la que, al parecer, era mi predestinada maestra. De buenas a primeras, no me agradó como se dirigía a mí, por lo que mi faz no escondió en absoluto el desagrado, y la tensión se mostró entre aquellos que eran mis músculos. Los ojos entrecerrados, el entrecejo fruncido, los labios bien pegados y los brazos cruzados a la altura del pecho, esta era la posición cerrada por excelencia, la demostración de alguien que no está dispuesto a ceder en absoluto. La oscuridad que me rodeaba acentuaba cuanto podía la sombría expresión que me representaba, y aunque estaba seguro de que no sería lo suficiente como para hacer temblar a la joven que tenía al frente, al menos la intención de intimidarla quedaría saciada.

-¿Tu escudo? ¿Tu protector?-pronunciaba con una voz ronca- No fui el escudo de nadie en vida, no lo seré ahora; no mereció nadie mi protección en mi tiempo, tú no serás diferente.-al tiempo que decía esto cogía uno de los boken guardados en su cintura y lo blandió con fiereza, alzando el arma de modo que señalara con su punta hacia lo alto de los cielos- Yo soy un luchador, no un defensor. Soy una espada, no un escudo. Vengo a destruir, no a proteger. Ten todo esto claro, mi joven maestra, porque no lo repetiré una segunda ocasión.

Tras tal fiera introducción seguí clavando mis iracundos ojos sobre ella por unos pocos segundos, pero a continuación bajé el brazo levantado hacia el cielo y volví a enfundar el boken en el cinto. Mis músculos se relajaron, del mismo modo que mis labios, pero mi entrecejo siguió fruncido y mis ojos no dejaron de observar a la chica ni por un solo segundo. Entendía aquello que había dicho la muchacha, por supuesto, pero quería que tuviera claro que en ningún momento sería yo su caballero errante, sino alguien que tan solo ha venido al mundo para causarle mal y destrucción. Si en el proceso de este deseo tenía que evitar que muriera a manos de otros seres inmundos, ya fueran humanos o espíritus heroicos, por supuesto, evitaría que su muerte cayera sobre mi pesar, pero tan solo lo haría por conveniencia. Esto era lo máximo que un noble samurai como yo estaba dispuesto a entregar.

-Escucha bien, Murakumo: tienes frente a ti a Miyamoto Musashi, guerrero entre los gerreros, samurai entre los samurais, aquel que vivió su vida a través del eterno camino de la batalla, y el mismo que traerá la guerra y el caos a este mundo cuyo rumbo se ha perdido por completo.-hinché el pecho y me erguí tan alto como era, aumentando en varios centímetros mi anterior altura- Berserker es la clase que se me ha sido otorgada en esta batalla, una clase designada para destruir y derribar todo aquello que se ponga en mi camino. Eso te incluye a ti, si llegas a importunarme demasiado.-mi respiración sonaba muy ruidosa, bajo mi propio consentimiento- No me importa cuál sea tu deseo, no me importan tus motivaciones, aunque fueran las debidas de un guerrero tu sola persona no puede salvar a un mundo que se ha podrido por completo. Es por eso que caminaré a tu lado, que lucharé a tu lado y que conseguiré ese tesoro que tanto anhelas. Pero tenlo en claro, muchacha, mi deseo no es otro que volver a vivir para traer la muerte, para empezar una nueva era más noble y honesta con la raza humana. Las personas que habitáis este mundo no sois más que deshechos de lo que una vez fuimos.-escupí las últimas palabras con desprecio, acentuando de nuevo mi desencanto- Si eres capaz de seguir adelante sabiendo esto, Murakami, serás digna de ser llamada mi master. Si no lo haces, me parece que nuestra relación como servant y master ha sido demasiado breve.
avatar
Miyamoto Musashi



Mensajes : 64

Experiencia : 230
HP (Puntos de vida) : 500

Victorias ganadas : 0
Derrotas sufridas : 0


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: D

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 15, 2014 2:24 am

Me parece bien Miyamoto Musashi o deberia decirte Berserker........Sin duda era un feroz guerrero, su porte asi como sus palabras eran crudas y llenas de odio, aun asi todo ese poder y toda esa locura terminaban al momento en el momento en que yo utilizara los sellos, todo su poder asi como su testarudo caracter podia terminar en cualquier momento, con una simple orden. Pero mi gusto o mi comodidad a lado de el era irrelevante para la mision, Nine habia escogido al servant mas apropiado para que me alzara con la victoria, tenia que aprovechar su potencial al maximo, aun si eso significaba tener que entregarme a el.......Entiendo tus condiciones, si ese es tu unico deseo no me opondre a el, podras derramar cuanta sangre gustes pero primero tendras que comenzar con los guerreros invocados por el santo grial.

Me era irrelevante adquirir cualquier otra informacion personal acerca de aquel fantasma del pasado, lo unico que valia ahora, es que ya no me encontraba lista. Lo miraba aun con rostro tranquilo, mi incomodidad no me afectaba en lo absoluto, era un hombre preparado, era todo lo que necesitaba. Habia renunciado el mismo a todo aquello que alguna vez le parecio positivo, la venganza ahora lo dominaba, en cuanto a mi.....a mi todas mis emociones me las habian arrebatado. Berserker, ahi. Señale la cabaña antigua que estaba a unos metros de nuestra posicion. Sera por ahora nuestra base. Me fiaba en sus palabras, si era cierto lo que decia la comodidades no eran necesarias.Necesito recargar mi prana, no podre matenerte adecuadamente si no descanso un momento. No me sentia agotada, pero si queria comenzar pronto necesitaba recuperar la energia perdida en la invocacion.Hoy mismo por la noche comenzara tu batalla...... Espere su respuesta para despues comenzar la caminata en direccion a aquella vieja cabaña.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Miyamoto Musashi el Sáb Ene 18, 2014 2:42 pm

Tch. Tan pronto como me había invocado ya tenía que recargar su poder mágico, sí que me había tocado tener una maestra débil. En fin, no había problema si ella era la verdaderamente débil, mi fuerza podía hacer frente a este hecho. Simplemente tenía que valerme por mis propios poderes, tal y como había hecho desde tiempos inmemoriales. Al menos tenía que concederle algo a esa chica, su comportamiento no era del todo estúpido. No había notado en ella la más mínima intención de mostrar su superioridad frente al que, se suponía, era su servant, ni mucho menos de dominancia sobre mí. No quería ni imaginar lo pronto que iba a acabar su cabeza rodando en el suelo en el caso de que hiciera algo que fuera de mi molestia, incluso si esto me ponía en el peligro de desaparecer de este crudo mundo. Si había algo que no iba a permitir era que nadie me tomara a la ligera, y tampoco que me tomaran como un simple mandado que hacía lo que su "dueña y señora" le mandaba.

Seguí a la chica mientras esta caminaba en dirección a la cabaña, sin mostrar cambio alguno en mi pétreo rostro ni tampoco en mi postura totalmente cerrada. No dije nada al respecto de sus comentarios, pero di a entender como si aceptara aquello que ella había dicho... o al menos así fue hasta que estábamos a las puertas de aquella escueta, oscura y maloliente cabaña. En el ambiente apareció un factor que llamó la atención del agresivo servant en demasía, algo que hizo que aquel hombre de desaliñada apariencia y desconsideradas palabras alzara su mirada hacia el cielo y la clavara hacia el frente. Después de esto, una oscura sonrisa apareció entre sus labios. Lo había olvidado por un momento... había olvidado la segunda razón por la que alguien como él estaba en medio de esa guerra. Cierto era que buscaba venganza, cierto era que las ansias de destrucción y muerte eran en su corazón intensas, demasiado intensas incluso... pero había algo más, algo más que podía lograr que sintiera la sangre hervir por sus venas y la emoción recorrer su apagado corazón.

-Lo siento mucho, master, pero me temo que vamos a tener que dejar su descanso para un momento más oportuno.-amplié la sonrisa y exhibí mis blancos aunque torcidos dientes- Nos están mandando una invitación, y un caballero como es debido no puede simplemente ignorar algo como esto...

Tras pronunciar esto giré con brusquedad el gesto hacia la joven y clavé mi sangrienta mirada en ella. El mensaje era claro, la sangre había vuelto a circular por mi sistema con fuerza y con velocidad. De repente el sentimiento de odio había sido reemplazado por el éxtasis y la emoción del combate. Si aquella niña se dignaba a decirme algo, si siquiera se atrevía a hacer algo que fuera en contra de mi voluntad, todo lo que estaría haciendo sería buscarse a un enemigo del que era menester cuidarse si uno apreciaba su vida. No había una segunda opción: era ir hacia el lugar designado o sentenciarse a una muerte segura. Eso era lo que decía aquella mirada, lo que transmitían aquellos ojos, lo que expresaba ese cuerpo musculoso y tenso, ávido de la llegada del momento de entrar en combate. De este modo yo, aquel hombre de noble y honorífico comportamiento en vida, me limité a dar la espalda a mi maestra y emprendí mi camino hacia el futuro que el destino me había marcado. Nada importaba lo que ella pensara, nada importaba lo que ella hiciera. Yo tenía claro cuál era el camino que había de seguir, y este era el camino de la sangre y de la lucha.

Spoiler:
Perdona por esta conclusión tan repentina del tema, pero si no posteo en un tema antes de mañana por la mañana estaremos descalificados de la guerra, por lo que tengo que dirigirme ahí cuanto antes e.eU Si quieres puedo entablar esta primera batalla en solitario (creo que lo permiten), o si no sígueme al tema que dejaré a continuación. En cualquier caso, es hora de entrar en acción òwó

http://fatearetology.webmasterforos.com/t1744-1-guerra-fuegos-artificiales-sobre-el-puente-fuyuki-colectivo#21266
avatar
Miyamoto Musashi



Mensajes : 64

Experiencia : 230
HP (Puntos de vida) : 500

Victorias ganadas : 0
Derrotas sufridas : 0


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: D

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 2:29 am

Sin esperar mi comentario aquel servant decidio emprender el camino hacia el lugar, donde al parecer, el habia detectado la presencia de un Servant enemigo. Sus gana de batallar eran casi palpables, no espero ni un segundo mas y comenzo a preparase. Unos cuantos pasos atras de el yo le seguia, sin rechistar ni comentar nada, deje que aquel hombre me llevara directo al campo de batalla, sabia lo que hacia, otorgarle nuevas ordenes era innecesario ahora. Decidi prepara mi primer informe de la Guerra, De mi costado, presione un pequeño boton que encedia una pequeña grabadora que se encontraba a lado de mi yugular, tan pronto lo presione un foquillo de color azulado empezo a parpadear sobre una mis "orejas mecanicas"GrabandoUn sonido de confirmacion me dio pie para comenzar con mis comentarios. Primer dia, ciudad fuyuki, se ha confirmado la aparicion de Musashi Miyamoto, Servant, Clase...Berserker, nos preparamos para la primera batalla, A unos cuantos metros de su invocacion. Enemigo: Desconocido, prana, en un 75 %, desplegando armamento. Al parecer mi presencia ni siquera era de gran importancia para Musashi, interesante, me preguntaba si todos los demas Berserkers tenian ese mismo tipo de actitud....

Tema cerrado, fin de la invocacion.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Invocación del Guerrero imbatible.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.