Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» siguen vivos?
Lun Feb 12, 2018 2:50 am por alex23oct

» LA EMOCION!!
Lun Feb 12, 2018 2:08 am por alex23oct

» saludos
Mar Ago 26, 2014 9:45 am por Invitado

» Saludos
Miér Ago 13, 2014 12:15 am por Invitado

» { Spectra Entertainment —Normal [YAOI]
Miér Jul 09, 2014 2:49 pm por Invitado

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Jue Jun 26, 2014 1:02 am por Invitado

» Me presento
Sáb Jun 21, 2014 3:17 am por Invitado

» I'M BACK!
Mar Jun 17, 2014 7:32 pm por Invitado

» Reflejos de sangre [Invocación María The Ripper] [2ª guerra]
Vie Mayo 30, 2014 1:55 pm por Invitado

Licencia Creative Commons
Fate/Aretology por http://fatearetology.webmasterforos.com/ se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://www.typemoon.com/.





Afiliados Elite y Hermanos

Shea

[1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

[1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 17, 2014 5:36 pm

7 espíritus heroicos y sus respectivos invocadores en una pequeña ciudad, que bueno podría resultar de esto? claro esta que en algún momento explotaría el conflicto, pero habría gracia alguna en quedarse atrás y disfrutar los fuegos artificiales? mas divertido seria lanzarlos con sus propias manos y sentir como la pólvora quemada inunda sus pulmones, en ese caso, esa noche, cuando el famoso Santo Grial da la señal todos hacen su primer movimiento, ella y su Master incluidos. -Te estas divirtiendo Master?- Era necesario alzar la voz, pues debido a la altura y a las condiciones el viento rugía con gran fuerza, pero ahí estaba ella, bailando infantilmente con confianza sobre una de las torres del emblemático puente de Fuyuki, y como no podía ser de otra forma su Master estaba con ella, aunque a la fuerza claro, nadie quiere estar a esas alturas con una valkiria que no conoce el sentido común.

-No veo a nada ni a nadie, pero estoy segura que no se tardaran en aparecer, esto es una invitación directa y no creo que la dejen pasar.- En teoría era cierto, el prana que emanaba de ella era demasiado obvio, y su posición la hacia muy visible. La cúpula del cielo estaba despejado, al igual que el puente que se alzaba debajo de ellos, no había nadie, ni siquiera pasaban autos, cualquier cosa que ocurriera pasaría desapercibida a los ojos públicos. Aun así tenia lo suyo de locura, no conocían prácticamente nada sobre los otros participantes, pero su Master tendría que confiar en ella y su capacidad para derrotar a los otros, quien sabe? quizás esta noche caerían uno o dos, quizás hasta mas, todo depende de como se muevan las piezas. Y ahora, mientras la chica sigue con sus idioteces solo queda esperar a que aparezca el primer contendiente, la guerra por el Santo Grial había comenzado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 2:57 pm

Bum, bum, bum, bum, bum. Las pisadas que daba a medida que caminaba por aquel duro asfalto eran fuertes, tanto que resonaban en una pequeña zona a mi alrededor (de veinte metros de radio, aproximadamente), y por poco no llegaban a crear pequeños temblores en el suelo. Las razones eran diversas: por una parte la emoción, y por otra parte la irritación.

Empecemos por esta última: tras haber sentido el poder mágico del personaje destacado personaje que gritaba a los cuatro vientos que él, el más grande guerrero, fuera a matarle, había tenido el tiempo suficiente para hacerse muchas ilusiones al respecto. No solo esperaba encontrarse con un digno oponente cuyo cráneo quebrar con un solo golpe seco de su dura espada de madera, sino muchos más cráneos humanos que llevarse por delante en el transcurso del viaje hasta llegar a él. Es decir, era una mañana como otra cualquiera, lo normal habría sido encontrarse con paseantes por las calles de la ciudad, seres inmundos y sin importancia alguna que bien podrían haber valido como dianas para probar mi fuerza y destreza con la espada. Mas para mi mala fortuna, el recorrido que había decidido tomar desde aquel bosque, guiándome puramente por la energía desprendida por el enemigo, había evitado que me encontrara con humano alguno, y esto había logrado irritar mi humor y despertar una considerable porción de mi ira.

Mas bien, quizá esta no era una resolución del todo negativa, quizá este no había sido más que un aliciente para hacer crecer el espíritu combativo que ardía en mi pecho. Sin duda me sentía con amplias ansias de sangre, de combatir, de enfrentar a un enemigo digno, que demostrara estar a mi altura, y probar la dureza de sus huesos con mis espadas. Eso era lo que realmente deseaba, y quizá hubiera sido una descortesía el enfrentar la hoja de mis bokens a seres tan simples y despreciables antes de enfrentarme a un verdadero espíritu heroico. Lo dejaría pasar por este momento, era inevitable, porque sentía que aquella batalla que iba a empezar en los próximos minutos iba a ser una de las más intensas e interesantes de las que había tenido en toda mi vida.

En cuanto mis pasos me dejaron al frente de aquel largo puente, tan deshabitado y silencioso como todas las calles y caminos que había recorrido hasta el momento, me paré en seco. En el acto, cerré los ojos por un segundo, y en cuanto los volví a abrir expulsé una gran demostración de mi presencia para que esta fuera detectada por los seres cercanos a mi posición, dando a saber que había llegado una respuesta a ese reto tan descarado. En este momento sí, mis pies se hundieron en el asfalto y este se resquebrajó alrededor de los mismos, e incluso el puente al completo pareció percibir la llegada de la bestia, del monstruo imbatible, de aquel ser que iba a significar el fin de una era y el comienzo de otra nueva. Este ser, que no era otro que yo mismo, alzó su mirada y la clavó directamente en lo alto de aquella torre desde la que procedía el poder mágico que le había traído hasta ahí. La misma sonrisa, amplia y sádica, que había aparecido en primera instancia en el bosque volvió a dar acto de presencia en ese mismo segundo, mientras mis labios se movía con lentitud y de mi boca salían unas sencillas, guturales y profundas palabras:

-Adelante, criatura... demuéstrame de lo que estás hecho.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 10:45 pm

Finalmente, el momento por el cual habia invocado a mi servant habia llegado, la guerra por la cual habria una competencia a muerte entre 7 espiritus legendarios, y 7 masters, lo cual, en la practica, solo participaba para causar el mayor daño posible. Sabia de antemano que atacar a los espiritus seria un sucidio, asi que iria a por las presas humanas, solo espero poder encontrar alguna pronto.
-Meh, ahi estoy, solo espero que tu llamada de efecto, Lancer...-dije, mientras que dejaba que ella hiciera lo que tenia que hacer para atraer a mas servants a la zona donde estamos. Imaginaba que, sino todos, la gran mayoria habrian sido invocados, asi que solo era cuestion de tiempo de que aparecieran.

Y no paso mucho tiempo hasta que al fin, alguien respondio el desafio que mi servant lanzaba, aunque por el sonido de unos pasos, el tipo parecia ser pesado, y cuando hizo acto de presencia, no se podia negar que no estubiera justificado el motivo del sonido, era bastante grande, y al parecer de pocas palabras, pero claras, ya que sus palabras fueron un claro desafio.
-Al parecer, ya tienes lo que querias, asi que... diviertete, y si puedes, hazle sufrir-dije, tras alejarme de mi servant. No hacia falta ser tan evidente como para saber que ese era un servant, y muy posiblemente de la clase mas loca... entonces su master deberia de estar cerca, pero es mejor esperar...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 1:17 am



Ese exquisito cóctel de emoción, expectativa, alegría y ansiedad hacia que sintiera un pequeño tibio en su pecho, mientras la sangre comenzaba a bombear mas y mas rápido a través de sus congeladas venas. Pero siguió con paciencia, la verdad es que se estaba divirtiendo, la Ciudad Fuyuki destaca por tener una luminaria que rivaliza con el firmamento estrellado mismo, y desde la posición de la valkiria esto era un espectáculo, pero ya sea por suerte o desgracia no tuvo que esperar mas. -Woah woah, tenemos uno grande Master.- Ella no se dejaba intimidar facilmente, y no solo porque para ella todo era un juego, aun bajo esa fachada de niña idiota el gélido aliento de una reina guerrera de Asgard se convertía en pequeño humo que bailaba en el aire antes de deshacerse centímetros mas allá de su confiado rostro.

-Aye Master, parece que podre jugar un buen rato con el, deséame suerte y no bajes la guardia, nunca se sabe quien andará por ahí...bueno chao.- Animada como de costumbre se despidió de su Master con total certeza que iba a volver, usando un pequeño pero simbólico gesto de la mano. Sin siquiera mirar hacia abajo y como si fuera una muñeca de trapo se dejo atrapar por la gravedad, cayendo de espaldas hacia el vacío de varios metros que se expandía hacia abajo, y una vez cerca del asfalto giro todo su cuerpo y extendió esa majestuosas alas suyas para amortiguar la caída, de tal forma que era indistinguible si había caído una persona o una pluma. Primero apoyo con suma gracia la punta del pie en el suelo y luego lo demás, luciendo mas como una bailarina que como una guerrera.

A primera vista la sola presencia del tipo ese causaba una gran presión, era grande y corpulento, imponente para acortar de forma coloquial, de cara dura, vello facial y cabellera salvaje, muy parecido a los einherjer que ella misma escolto hasta el Valhalla cuando su alma aun le pertenecía a ella misma, pero estaba el detalle extra de los ojos rasgado, claramente oriental tal y como los habitantes promedio de aquella rara y desconocida ciudad. A diferencia de aquel tipo los pasos de ella no infundían mucho sentimiento negativo, eran ligeros, casi como si flotara en el aire, lo único que hacia ruido era el alto tacón de metal que resonaba contra el asfalto en el silente puente, el resto del ruido eran las piezas de armadura sonando la una contra la otra.

Con confianza y determinación se acerco al corpulento visitante, y espero hasta estar lo suficientemente cerca para que se escucharan sin gritar pero aun para tener espacio en caso de maniobras raras.
-Hola grandullón, me alegra que alguien halla decidido venir, de otra forma hubiera tenido que pasar el resto de la noche leyendo de esas revistas raras que venden en este país...vale, no nos extendamos mucho, si quieres ver de que estoy hecha entonces te daré el gusto.- Su tono era juguetón y amistoso como de costumbre, pero su mirada comunicaba sentimientos muchos mas serios, ella estaba ahí para ganar el Grial, no para hacer amigos, y lo que tuviera que pasar entre los dos que pasara, seguro que llegarían a tener mas invitados bajo esa hermosa luna llena, así que lo que tuviera que decirse que se dijera ahora.

Pero las almas como las suyas saben comunicar sus ideas mejor en medio de las chispas del metal contra el metal, donde los alientos de ambos dancen tan cerca que se mezclen el uno del otro, en este caso las ansias de ello le pudieron de ante mano, por lo que no se contuvo de hacer el primer movimiento.
-Start!- Exclamo con su frágil y suave voz, la cual difería mucho de la profunda voz de su rival, como una hormiga gritándole a un tigre, pero si a esa comparación nos referimos la experimentada lancera era mucho mas que una pequeña, de confiarse el sujeto de gran tamaño la batalla no pasaría de unos cuantos minutos. Ella levanto su delgado brazo y frente a ella se materializo en medio de un destello de prana una hermosa lanza de metal y hielo, con un brillo que absorbía elegantemente la débil luz artificial del alumbrado publico, luego, sin mas contemplaciones despego los pies del suelo y cargo de forma sencilla pero coordinada con una pesada apuñalada, la cual fue dirigida contra el pecho rival con fugaz velocidad, así es como daba inicio la guerra del Santo Grial para el equipo Lancer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Dom Ene 19, 2014 1:17 am

El miembro 'Brynhildr' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Fuerza' :

_________________
Gracias a Aika por la imagen xD:
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 2:50 am

La grabadora se mantenia encendida, durante nuestro camino yo realizaba pequeños comentarios, acerca de las sensaciones y de los lugares por donde Berserker y yo pasabamos de largo. Por fin, el servant aliado se detuvo casi en medio de un puente color rojizo, al parecer este unia una seccion de la ciudad con un centro recreativo, tal vez deberia pasarme por ahi mas adelante. Berserker alzo la voz, mientras observaba hacia arriba del puente, al parecer el enemigo se encontraba alla arriba, despues de un breve comentario el enemigo hizo presencia.Contacto, enemigo localizado, Clase...desconocida.La primera batalla, me mantuve alejado del Servant, tal vez pudiera con un Master sencillo, pero aun no estaba capacitada para enfrentarme a un enemigo como ese, no contra un Servant, era hora de mostrar su fuerza, esperaba su fuerza no solo se reflejara en sus palabras, si no tambien el la batalla. Berserker, comienza..Me tocaba buscar al master, decidi que el hiciera la primera jugada, si deseaba esconderse o decidia ir a mi encuentro seria decision suya, por ahora, me concentraria en mantener mi vista en la batalla, la energia que aun mantenia debia ser utilizada solo en caso necesario, tal vez solo para ayudarlo, eliminar aun servant ahora seria mucha ganancia, una gran apoyo a la informacion recolectada, una buena noticia, un buen avance, un agradable reporte para Nine. Buscando....buscando...buscando...Master localizado, joven..entre 15 y 18 años, de genero masculino, manteniendo estado neutro, esperando reacciones hostiles.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 2:37 pm


Ambientación


Sí... aquello era lo que esperaba... aquello es lo que verdaderamente había estado deseando desde el momento en el que su alma quedó oprimida por la muerte. ¿Qué venganza ni qué diablos? Aquello no era más que un efecto secundario, una forma de conseguir una verdadera razón para llegar a este mundo y destruirlo, pero lo que verdaderamente me daba fuerza, lo que realmente me podía convertir en el ser más peligroso y fiero del mundo no era otra cosa que el ansia de combatir.

Combatir contra enemigos dignos, contra rivales cuyo poder se pudiera equiparar al mío, e incluso que pudieran intentar superarlo. Aun con esa macabra sonrisa entre mis labios los relamí, atravesando las ligeras arrugas que habían aparecido en ellos por la sequedad. El ansia de la lucha, el ansia de poner la vida de uno en juego y sentir como la vida del enemigo también estaba entre tus manos era algo que difícilmente se podía olvidar. No exageraría al decir que era como una droga, algo que una vez se ha probado se convierte en parte de la esencia de uno mismo, una parte inquebrantable e imposible de sustituir por cualquier otro tipo de razón insustancial. En realidad... no recuerdo haber tenido este tipo de pensamientos en vida, pero durante todo el tiempo que estuve en la más eterna oscuridad, durante todo ese tiempo en el que mi vida no tuvo significado ni avance alguno, pude sentir como la necesidad de mi amada droga se volvía insoportable. Sentir los huesos quebrarse ante mis golpes, moverme en el campo e batalla para evitar la muerte, mirar directamente a los ojos de mi enemigo e imponer el más grande de los temores. Sí, eso era vida, eso era lo que verdaderamente echaba de menos. Y ahí estaba yo, con una nueva oportunidad frente a mis ojos... el momento de volver a ponerme en acción había llegado. No dejaría que nadie ni nada me quitara mi ansioso momento de gloria.

Por esta razón, en cuando vi como frente a mis ojos, desde lo alto de los cielos, caía aquella criatura de delicada apariencia aunque fiera presencia, no pude hacer nada para evitar que el éxtasis empezara a circular cada centímetro de mi cuerpo. Los músculos se tensaron, la sonrisa se ensanchó, y las ansias por dar comienzo a aquella matanza se volvieron casi insoportables.  Sin darme cuenta empecé a dar fuertes pisadas contra el suelo, como muestra de impaciencia, y este siguió resquebrajándose a cada golpe dado. La respiración se hizo tan fuerte que casi podía escucharse desde cualquier lugar de aquel puente, y la energía que desprendía mi cuerpo al completo denotaban un instinto agresivo, incluso sanguinario, de niveles insaciables. No sabría decir en qué momento había empezado a dejar la cordura de lado, no tenía ni la más remota idea en ese momento del porqué de mi comportamiento tan impulsivo y demente, pero tampoco me importaba en lo más mínimo. No me importaba que mi rival fuera una muchacha de delicada apariencia, aunque en vida no me hubiera enfrentado seriamente a ninguna mujer; no me importaba que la temperatura de mi cuerpo al completo pareciera dispuesta a desbordarse; y mucho menos me importaba, más bien me agradaba (digamos que funcionaba a modo de placebo) sentir como la ira, el éxtasis y la emoción me desbordaban por completo y se hacían imposibles de controlar. Las palabras que aquella guerrera helada me dedicó, sus suaves labios al moverse y su dulce voz al llegar a mí pasaron completamente desapercibidas, como si fuera un idioma completamente desconocido para mí, o simplemente como si careciera de la capacidad para escuchar y entender aquello que se me decía. En ese momento solo podía pensar en una línea: luchar, luchar, luchar, matar, matar, matar, mutilar, mutilar, mutilar, desangrar, desangrar, desangrar... y estos pensamientos tan simples fueron expresados vocalmente.

Mi pecho se hinchó de aire por completo, y en el acto un rugido de monstruosa potencia se propagó por todo aquel lugar. El monstruo había despertado.

Ambientación


El choque de los héroes había empezado. Por extraño que pudiera parecer dada la muestra de impulso y ansia que mostraba todo mi ser, la velocidad del ataque de mi enemigo superó con creces mi propia iniciativa de ataque. En cuanto vi como aquella pequeña figura se lanzaba a la embestida contra mí yo mismo, rugiendo cual bestia carente de razón o intelecto, corrí a su encuentro desenvainando mis dos armas con tal fiereza que estas cortaron el aire a su paso y reprodujeron un brusco sonido. No solo esto, sino que a medida que corría las espadas de madera , clavadas sobre el asfalto unos centímetros, se lo llevaban todo por delante y hacían saltar a un lado y a otro partes de aquel duro cemento, que sin embargo no parecían tener destinatario alguno.

La velocidad a la que mi oponente se lanzó sobre mí fue digna de alabanza, pero yo no estaba dispuesto (o simplemente capacitado) para expresar tales palabras que engrandecieran su habilidad, sino que le respondí con un nuevo y vibrante grito. Mi cuerpo ni siquiera se movió para esquivar el ataque, sino que mi brazo izquierdo se adelantó y con un duro golpe sobre la lanza trató de desviarla bruscamente de su objetivo. Seguidamente, aun avanzando hacia el frente, mi desquiciada mente decidió pasar a hacer uso del arma sujeta con su diestra, lanzando un golpe demoledor hacia el cuello de mi oponente, soltando con un enésimo grito toda la fuerza y la rabia que en el explosivo corazón pudieran tener cabida.

Solo había que verlo para entenderlo. Solo había que presenciarlo para siquiera creerlo. Aquel ser en el que yo me había convertido había dejado de ser humano. En ese momento era una bestia, una bestia que contrariaba una gran parte de las creencias que defendí en vida, una bestia que todo lo que buscaba era la brutalidad y la destrucción en el combate. No me importaba que fueran niños, hombres o mujeres; que tuvieran una mente sana, demente o simplemente inocente; que quisieran matarme, hacerme retroceder o simplemente huir de mí. Todo aquello no eran más que efectos secundarios, algo que no me iba a importunar en medio de la batalla. Si me tenía que arrepentir, ya lo haría después. Si tenía que rezar por mis malos actos, ya lo haría después. Si tenía que hacerme pagar a mí mismo por tan banal actuación, ya lo haría después.

Por el momento, todo lo que quedaba era un baño de sangre.

Spoiler:
Mejora de ira ACTIVADA: +1 dado a fuerza.

Vida: 480


Última edición por Miyamoto Musashi el Dom Ene 19, 2014 2:38 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Dom Ene 19, 2014 2:37 pm

El miembro 'Miyamoto Musashi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Agilidad' :


--------------------------------

#2 'Fuerza' :
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 7:11 pm



Vivir no es respirar, no es sentir el corazón palpitando ni reflexionar sobre el propio hecho, vivir para la gente de su cultura era poner tu vida en la sarten abrazadora de la batalla y bailar con la muerte en nombre de tu dios, tu familia, tu rey, tu tierra o lo que fuera, la vida solo se podía llamar vida si estabas dispuesto a perderla por algo mas, es entonces cuando el valor de tu temple es reconocido como merecedor del derecho a ocupar tu puesto en la gran creación de los dioses. En aspecto ella no era belicosa, no mostraba cicatrices de guerra en el inmaculado lienzo de su pálida piel, pero eso es lo mas falso que puede haber, aun bajo la brillante y hasta tierna mirada de sus purpúreos ojos el fuego de la guerra se había fundido con su alma hasta el punto en que su sola existencia tenia un propósito...la batalla.

La valkiria que alguna vez fuese la mismísima diosa de la guerra del brutal norte congelado volvía a estar en donde pertenecía, es lo que con regocijo sintió su mente al permitir que su lanza volviese a representar sus intenciones, el que esta encontrara su camino a través del cuerpo rival era una sensación tan familiar que casi sentía la tibia sangre en su propia piel, como si su arma fuese solo otra extremidad de su propio cuerpo. Solo que el detalle venia en la inesperada reacción del enemigo, no hubo dolor, ni retroceder, ni siquiera razón, la violencia en sus movimientos no era propia de alguien que hubiera recibido el primer golpe, a pesar que no fue de lleno.


-(Mira mi suerte.)- Cada resoplido, cada vez que este aspiraba y exhalaba era una tormenta a escala reducida saliendo de sus pulmones, su propio cuerpo era una fabrica donde entraba el aire frió y este salia lleno de odio. Durante un instante los orbes de ambos guerreros se cruzaron para comunicarse lo que pensaban, fue cuando la joven pudo echar un vistazo al abismo de ira que se observaba mas allá del esmalte negro de sus ojos. -(Berserker.)- Quien mas para reconocer la fuerza de la ira y locura como combustible que una nórdica? oriunda del lugar donde nació el termino y su propio significado? Ella aun recuerda las difíciles campañas donde las bestias sin razón desembarcaban de los botes en costas propias directo a poner su propia carne como escudo para arrebatar la vida de rivales y amigos por igual entre gritos y rugidos.

Han pasado siglos, pero esa sola mirada basta para dejarle claro que lo que viene sera duro. Solo han pasado segundos, pero ya hay heridas en el asfalto del puente, las sola carga con las espadas del rival ya han causado buen daño sobre el campo de batalla, pero ella sigue serena ante el ruido de sus pasos y sus rugidos. En el primer intercambio el rival aprovecha esta fuerza e ira y aparta el arma de asta de si mismo usando una de sus armas, el brazo libre lo ocupa para atentar contra la Lancer y su cuello, pero solo fuerza no es capaz de topar los siglos de experiencia de una valkiria. Fue algo complicado, si, pero con las completas logro esquivar el golpe con un violento movimiento de cabeza, su rostro se mostró tenso durante ese momento, en especial por sus dientes expuestos y apretados, pero nada mas allá de eso.

En cuanto logra esquivar eligió zafarse de esa distancia y de dos cortos saltos se alejo a una distancia de dos veces su propia arma, la cual no era efectiva a menos de dos pasos, pero si que lo era a distancia media. Para no perder el momento dio un rápido giro del arma cogiéndola siempre con las dos manos, siempre dejando esa energía fluir en un estilo técnico y a su vez grácil y llamativo. Volvió a apuntar el arma hacia su rival y descargo con todo su peso una apuñalada dirigida a su zona baja, concretamente a las rodillas, luego retracto su arma y repitió la acción, solo que esta vez clavandola en el suelo y aprovechándola como garrocha, Con esto gano altura en el aire y dedico una potente patada a la cabeza del sujeto oriental, con el metal de las grebas destinado a partirle el cráneo de no esquivarlo a tiempo.


3 éxitos de fuerza: 60 de daño
4 éxitos de agilidad: 0 de daño recibido


Última edición por Brynhildr el Dom Ene 19, 2014 7:23 pm, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Dom Ene 19, 2014 7:11 pm

El miembro 'Brynhildr' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Fuerza' :


--------------------------------

#2 'Agilidad' :

_________________
Gracias a Aika por la imagen xD:
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 19, 2014 7:48 pm

Tal y como percibí estando en el hogar de mi Master, había un par de Servants en las cercanías, en el puente, habiendo iniciado su combate. Un enfrentamiento entre entidades épicas digno de los poemas de mi hépoca, del enfrentamiento entre héroes y monstruos enviados por dioses rencorosos.

Podíamos verlo, podía sentirlo desde lo alto de uno de los edificios establecidos casi a la entrada del puente. Había subido hasta allí a mi Master, saltando entre los balcones hasta llegar al punto más alto y alejado del sitio. - Por favor, Master, permanezca aquí por su seguridad. Si fuera a pasarle algo, no dude en llamarme. - Por ningún motivo iba a permitir que le sucediera algo a ella, así que lo mejor era que se quedara a la distancia, a salvo del peligro.

Una vez dejada arriba, por si los demás también podían localizarme, me separé de ella; bajando de un salto hasta la base del edificio, pudiendo ver más de cerca el combate. Cierto es que el combate no es mi punto fuerte, pero no por ello perdería esta oportunidad de conocer a mis oponentes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 20, 2014 4:54 am


Ambientación


La sangre. Su olor, y no solo su olor, sino también su mera presencia. El rozar del filo de aquella mortal arma al impactar sobre mi pecho, aunque no lograra penetrar en gran profundidad, se sintió... delicioso. Sí, era eso lo que buscaba. Sí, era ese el verdadero sentimiento del guerrero: el dolor. Sentir dolor, infringir dolor, vivir con el dolor, hacer que el dolor no fuera solo de uno, sino también del enemigo. El cuerpo se revitalizaba a medida que ese sentir se expandía por mi cuerpo. Aun cuando no había líquido vital en mi boca o entre mis labios, el efecto psicológico de la sangre al salir de mi cuerpo me hacía simplemente saborearla, sentir su óxido sentido con el más placentero de los gustos, aunque careciera siquiera de la conciencia para disfrutarlo. El mundo se teñía de rojo, aunque la mañana lideraba con un cielo totalmente despejado. El mundo se inundaba con mi odio, con mi ira, pero también con mi placer, con mis ansias incontrolables. Aquello no era suficiente, ni por asomo, solo era el principio. El principio del fin o el principio del inicio, ¿Qué era un final sanguinario sin un principio que lo acompañara? Como el Drácula que no trata mejor a la primera víctima a la que empala que a la última que lo hace, como el diablo que hace sufrir tanto a la primera en pena llegada al infierno como a la última de ellas. Una batalla no es nada sin sangre. Sangre por doquier, sangre en grandes proporciones. Y esto se aplica desde el principio hasta el final.

Cuando el filo de la lanza atravesó mi pecho con ligereza mi primera reacción fue la de alzar el rostro hacia la faz de mi enemiga, clavar en esta la más fiera y despiadada de las miradas y rugir en su dirección como lo hiciera la bestia hacia su presa. Los sutiles y hábiles movimientos que siguieron el danzar de aquella doncella, que le capacitaron por completo para evitar el duro golpe de mi espada de madera, fueron de tremenda belleza y agilidad, pero una vez más en mí no despertaron más que ira y frustración, forzándome a rugir una vez más y tensar mi cuerpo en una proporción mayor. Estaba dispuesto a recibir sus heridas, estaba dispuesto a permitir que la sangre circulara por mi cuerpo. Al fin y al cabo, una victoria sin dolor no es una victoria del mismo modo que una batalla sin sangre no es una batalla o una conversación entre enemigos sin improperios de por medio no es una conversación. No en nuestro caso, al menos, pues nosotros no éramos esa clase de guerreros que se sientan cara a cara y deciden tomar un duelo noble y hoorífico a las seis de la mañana ante las primeras luces del amanecer. Quizá fui ese tipo de hombre en mi vida pasada, pero en la presente era imposible por completo. Todo lo que mi ser era en ese momento no era más que destrucción. Destrucción y muerte. Destrucción y sangre. Destrucción y dolor. Destrucción y sufrimiento. Todo, absolutamente todo, se basaba en el caos y en la destrucción. Esa era nuestra razón de ser, esa era nuestra razón de existir.

Y como un hechizo de invocación del más hábil de los magos, esa destrucción no se presentaba en otro lugar que no fuera en el campo de batalla, en mi alma y en la totalidad de mi existencia. Aquellos humanos que me vieran en ese momento, aquellas personas de corazón inocente y de mente coherente (en la que el sentido común se encuentre intacto), me creerían más cerca del demonio que del humano. ¿Por qué destruía su mundo? ¿Y por qué razón disfrutaba haciéndolo? ¿Por qué parecía que la rabia y el odio eran en mí parte de una esencia insustituible? ¿Por qué no luchaba contra ellos en absoluto? Sencillamente, porque aquello era parte de mí y yo era parte de ello. Si bien estaba bien luchar contra aquello de uno mismo que desagradara, para mí esa ira, ese ansia de destrucción y ese odio hacia todo lo que me rodeaba, aunque poco sutiles, honoríficos y dignos, no eran más que la expresión de mi amor por la batalla y de mi odio por el mundo presente. Negándolo aquello, me negaría a mí mismo. Y eso no era algo que fuera a permitir. Eso no era algo que estuviera en mis manos desear.


Ambientación


Las nubes se empezaron a arremolinar en el cielo a la velocidad del rayo, aun cuando hacía unos minutos no podía avistarse la más mínima presencia de ellas. Sin duda un campo de batalla oscuro era lo mejor para la situación, acrecentando los sombríos sentimientos que surgían del corazón de los combatientes y haciéndoles caer en el territorio de los demonios más de lo que ya estaban. E incluso se les podría confundir con este tipo de criaturas con facilidad. No, quizá no soy del todo exacto... pareciera que el presente enfrentamiento no era entre dos espíritus heroicos, sino entre el arcángel Miguel y el diabólico Lucifer. Entre el ángel y el demonio. Entre la luz y la oscuridad. No era otro que ese su destino.

Y la batalla prosiguió con su avance. Tras la inicial esquiva por parte de la joven de femenina figura, seguida de unos fluidos y hábiles movimientos, llegó el segundo de sus ataques, esta vez a las piernas de su enemigo. No fue una mala estrategia, de hecho. Cabía pensar que aquel monstruo en cuya mente solo aparecía el mensaje de "seguir adelante y destruir todo lo que haya a su paso" un ataque a rango bajo podía ser de lo más eficaz posible, ya que resulta más difícil de detectar y también de evitar instintivamente. Sin embargo, no había que menospreciar los instintos de una bestia, aunque sus acciones fueran monótonas y casi previsibles en muchas ocasiones. Esta ocasión no fue una excepción: mi defensa al primero de los ataques de mi enemigo fue prácticamente la misma que había sido la de su anterior ofensiva: lanzando el brazo zurdo para golpear la lanza y desviarla lo suficientemente de su objetivo como para que no llegara a dañar mi pierna, o al menos que no lo hiciera de gravedad. En cuanto al segundo ataque llevado a cabo por la ágil luchadora, tan solo hube de levantar mi diestra con todas sus fuerzas y confrontar un golpe seco de mi espada sobre sus piernas, tratando al mismo tiempo de partírselas y de retener el avance de aquellas patadas lanzadas en mi contra.

Cuan orgullosos estarían los dioses de la guerra al ver un enfrentamiento como aquel. Cuan orgullosos se encontrarían de sus hijos los guerreros, aquellos que compartían su sangre, ya fuera de berserker o de valkyria. Esos sí que eran dos dignos aprendices de sus enseñanzas, esos sí que eran dos seres dignos de mención y alabanza... ¿Pero acaso se podría decir lo mismo de la tercera figura que había aparecido? ¿Quién era aquella tercera figura compuesta por energía mágica, por poder espiritual? Un servant, sin lugar a dudas, aunque sus intenciones no eran claras en absoluto. En cualquier caso, su presencia no fue ni de mi incumbencia ni de mi atención. Una vez empezada la batalla no había razón para sacarme de mis acciones, de mis audaces deseos de matar y destruir. Si el nuevo visitante quería llamar mi atención y entrar a formar parte de aquel enfrentamiento, tendría que hacerlo mejor, tendría que llamarme la atención de forma directa...

Off: Vida: 460


Última edición por Miyamoto Musashi el Lun Ene 20, 2014 4:55 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Lun Ene 20, 2014 4:54 am

El miembro 'Miyamoto Musashi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Agilidad' :


--------------------------------

#2 'Fuerza' :
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 20, 2014 4:33 pm

Y así, Lancer se lanzo a pelear contra aquel tipo que hacia temblar el suelo, y por el momento ella llevaba ventaja, ya que a pesar de que el otro era algo rapido, se llevaba algunos golpes asestados por ella. Aunque por la forma de pelear del tipo, estaba claro que era clase Berserker. Esto es empezar a lo grande, el primero y de los dificiles de controlar, aunque si uno es capacitado (o no humano) se puede controlar de forma normal.

Empece a buscar el master del servant, cuando pude notar que otro servant estaba en en area, pero como no hacia nada, lo deje estar por ahora. Al poco, vi a una chica peliblanca, con aspecto muy raro, como robotico, pero no estoy seguro para nada, la gente lleva muchas cosas raras en el cuerpo y cabeza... de locos, diria yo. Me acerque poco a poco hacia la chica, pasando por su lado, como quien no quisiera la cosa. Si estaba aqui es que solo podia ser master de alguno de los servants, asi que, cuando me aleje unos metros, saque mi pistola, y apuntando a su espalda, dispare dos veces, con la esperanza de que impactaran, pero posiblemente al hacer ruido la pistola, podria evadir los tiros.. quizas deba ponerle un silenciador a esto.
-Veamos que puedes dar, niña... quiero que me diviertas, y bastante, te enteras? quizas si me diviertes lo suficiente te deje vivir-le dije, aun apuntandola, esperando su reaccion.

HP=50
Prana=1320

Spoiler:
Prana Burst
Durante un corto periodo el usuario puede aumentar el rendimiento causado por la infusión de las armas y el cuerpo de uno con energía mágica y al instante expulsarlo. En pocas palabras, recrear el efecto de la explosión delos motores de un avión al gastar grandes cantidades de prana. El prana es visible en las extremidades del usuario y puede utilizarse con diferentes propósitos como por ejemplo: Si se concentra en los puños, los golpes causarían mucho más daño de lo normal. Si se concentra en las piernas, uno podría ser más rápido por instantes.

Rango E: Incrementa en +1 los dados de ataque o de agilidad. Duración de un turno. 30 unidades de prana por cada uso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Lun Ene 20, 2014 4:33 pm

El miembro 'Ren Tsukiyomi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Masters: Ataque' :

_________________
Gracias a Aika por la imagen xD:
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 20, 2014 7:42 pm



Se notaba la clase y la elegancia que reflejaban sus movimientos, todo calculado y dirigido a no gastar ni un poco de energía de forma innecesaria, todo en ella se mostraba frío como un tempano de hielo, hasta la mirada en los precisos momentos donde arremetía sin cuartel, su mente debía entrar en su estado mas calmado si no quiera desestabilizarse por los enloquecidos aullidos de su rival. Al final solo podía confiar en su propia habilidad marcial, forjada con el calor de siglos de peleas en los fríos campos donde el pasto se congela hasta hacerse de vidrio, allá en aquellos parajes de escarcha y humo su figura brillaba como una luna en media tierra, sin retroceder aun ante los gigantes de Muspelheim, tierra del fuego y la lava, entonces, si ni siquiera un jottun era razón para temer entonces nadie que halla nacido en Midgard seria testigo de su rostro de miedo.

Aunque la verdad su rival no distaba mucho de dichos portentos monstruoso de las vieja Asgard, este esta completamente sumido en un odio irracional contra lo que quepa en su linea visual, lo que se refleje en sus pupilas esta condenado a sufrir su enojo, pero en este caso el infortunado es el, la Lancer no permitiría que este enemigo hiciera lo que quiera con ella, no enfrente de su propio Master en medio de la primera noche de la guerra.
-Tenemos uno grande Master!- Exclamo ella confiada, como un cazador que hincha su pecho al batallar cara a cara con un oso hambriento, al fin y al cabo esto no era una guerra, era una cacería, un juego de supervivencia donde le hervía el espíritu competitivo con una clásica expresión de alegría en su rostro.

Aun así, es sorprendente el poder de instinto que una bestia puede llegar a demostrar, el rostro de la doncella se encendió en sorpresa al ver como la primera apuñalada era esquivada a media, aun cuando el ataque dirigido a destruir su base debía ser difícil de esquivar aun para alguien con conocimiento técnico en toda su facultad mental, el esquivarlo solo con mero y primitivo instinto era sorprendente, y causaba algo de curiosidad por conocer la identidad de aquella bestia que a duras penas se sabia que pertenecía a los famosos samurai, tal y como se sabia que ella pertenecía a las míticas valkirias.

El segundo ataque, formulado con fintas y acrobacia también fue repelido aunque esta vez con aun mas brutalidad que el anterior, este sujeto ni siquiera consideraba oportuno el esquivar, solo se valía de su propio cuerpo y piel desnuda para detener las arremetidas del mágico metal que equipaba la joven Lancer. Al final, la armadura de las piernas de la chica y el musculoso brazo del guerrero japones se encontraron encima de sus cabeza provocando un fuerte estruendo que seguro se habría escuchado a lo largo y ancho del puente, el suelo debajo de ellos cedió un poco y se resquebrajo dejando que algunos pedazos de negro asfalto saltaran en el aire y fueran posteriormente triturados con el constante vaivén de patadas y golpes.

Entre aquella grácil ofensiva seguro que el rival se había llevado buenos golpes, pero nada, a lo sumo se podría decir que sus huesos apenas se resintieron por el contacto con el metal de su armadura. Al menos ella había salido otra vez ilesa, su agilidad seguía por encima de la ira del aparente Berserker y de momento aun llevaba ventaja, solo era cuestión de esperar que esto se mantuviera así. Con suma velocidad paso de estar en el aire a dar varias vueltas hacia atrás, tomando otra vez distancia para analizar con calma la situación, por un lado su Master había echo movimiento, perseguía a una chica de aspecto mecánico que recién había aparecido también.
-(parece muñeca de cuerda, sera su Master?)- Quiso observar mas de ella pero fue cuando su atención fue jalada de golpe por otra presencia en el lugar.

-Parece que si soy popular, eh?- Con ese gesto despreocupado rompió su aspecto de batalla y se encogió de hombros aun con su lanza en mano para demostrar que ya sabia de la presencia de un tercer servant, o al menos algo que tenia esa misma presión espiritual en el ambiente. -Oye grandullón, parece que tenemos publico, demos un buen espectáculo, eh?- Con su lanza señalo a su rival, obvio que no esperaba una respuesta bien articulada mas allá de un "gaaah!" o algo mas barbarico aun, pero estaba en su naturaleza comportarse de esa manera optimista.

Luego lanzo el arma en el aire dándole un par de vueltas y la recibió con una sola mano, usando ese mismo movimiento para tomar impulso y regresar al asalto, esta vez planeaba aumentar la intensidad siendo que la defensa del rival aun era muy férrea. Se acerco dando múltiples movimientos de finta en un ágil juego de piernas y luego usando el arma con una sola mano describió un amplio arco decapitador, dejando que el filo lateral de la celeste cuchilla rasgara el aire entre los dos. El cuello era su objetivo y no permitiría que la falta de fuerza evitara un golpe letal, de ser esquivado o bloqueado no retrocedería, se quedaría ahí y seguiría arremetiendo con ofensa pura y dura.


2 éxitos de ataque: 40 de daño
4 éxitos de agilidad: 0 de daño recibido


Última edición por Brynhildr el Lun Ene 20, 2014 7:59 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Lun Ene 20, 2014 7:42 pm

El miembro 'Brynhildr' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Fuerza' :


--------------------------------

#2 'Agilidad' :

_________________
Gracias a Aika por la imagen xD:
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 20, 2014 11:57 pm

Se nota bastante que no soy uno de esos sucios assasins, de esos que no se ven llegar y te apuñalan por la espalda con algún cuchillo lleno de ponzoña; pues no tardaron a penas ni un minuto en ser capaz de encontrar mi presencia. He de decir a mi favor que mi presencia, la de una humilde servidora de su reino, no parecía llamarles demasiado la atención. Podría ser porque no me fueran a considerar un problema como tal; no les culpo, una princesa como yo no fue entrenada para batallar al nivel de los otros servants allí presentes, así que seguramente ni me considerarían una amenaza potencial.

Tengo que admitir lo mucho que me sorprendían los allí presentes. Una ágil y veloz bailarina batalladora que volvía el combate un bello espectáculo y el campo donde se desarrollaba en su escenario. El otro tampoco se quedaba corto, una explosión de instintos animales que se enfrentaban a la técnica de la mujer de armadura plantando una resistencia muy superior a la que cualquiera esperaría. Definitivamente, aquello era un combate entre héroes.

A nivel personal, me encontraba más confiada manteniéndome fuera del conflicto, siendo una mera espectadora. Que si se diera el caso de que me atacaran, obviamente me defendería, pero mi objetivo esta noche no era derrotar a nadie y ni mucho menos ser derrotada.

El resultado de la batalla aún distaba mucho de estar claro, solo podía garantizar que a cada nueva arremetida parecía volverse más violento… Además de que se había iniciado un enfrentamiento de trascendencia equivalente, aunque se hallara disimulado a la sombra del de los espíritus heroicos. Pero como testigo pasivo de este evento concreto, no movería un dedo para favorecer a ninguno de los dos bandos, totales desconocidos para mí… Y salvo que mi Master me informara de lo contrario, así se mantendría.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 21, 2014 12:29 pm

Buenas a todos los participante de este tema colectivo de batalla de la 1º guerra. Me paso por aquí con este post para comunicarles que al ver que el número de combatientes es bastante elevado componiéndose de tres Servant y dos Master temporalmente. Se ha decidido que habrá un orden en los post para mantener la estructura de este tema. Y el cual quedaría de esta forma:

-Lancer
-Ren Tsukiyomi
-Berserker
-Murakumo Unit
-Rider
-Sora Izumi (Solo si es que desea entra al tema)


Claro que este orden solo cuenta si los Master estuvieran actuando como apoyo de los Servant sin combatir. Pero como se ve que no será así, estos luego del post correspondiente a la respuesta de Murakumo Unit al ataque de Ren Tsukiyomi. Deberán abrir un nuevo tema si desean continuar su batalla para que no se mezclen tantos post y se confundan los dados si se llegara a presentar esa situación.  

En el caso de los Servant por los últimos post que se han realizado. Primeramente Miyamoto Musashi debe responder al ataque de Brynhildr y desde hay correría el orden de los post como se ha marcado anteriormente continuando Andrómeda y luego darían la vuelta.

Por otra parte a quien decidan atacar los Servant es enteramente su decisión llegando a poder a atacar a cualquiera de los tres de estos presentes dependiendo de la situación en la que se encuentren. Solo queda prohibido atacar a los Master a menos que estos hayan realizado un ataque primero.

Saludos a todos y suerte.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 22, 2014 7:30 pm

Ambientación


Dum, dum, dum, dum. El latido de mi corazón resuena como el poderoso percutir de un timbal en medio de un intenso concierto. Dum, dum, dum, dum. Ya fuera por el ansia, ya fuera por la emoción o ya fuera por la falta de paciencia, aquel órgano vital intentaba simular la actuación de una bomba de relojería que está a punto de explotar. Dum, dum, dum, dum. Y al tiempo que el poderoso sonido era percibido por mi salvaje persona, mi respiración lo acompañaba, con fuertes inspiraciones y expiraciones, una tras otra, que todo lo que lograban era dar más y más muestra de lo que significaba la verdadera ansia, el verdadero descontrol, el verdadero deseo que tiene la bestia por destripar, destruir, desintegrar o simplemente matar aquello que se le presenta al frente.

Dum, dum, dum, dum. Y la pierna no tarda en ser el tercer acompañante. Durante un momento, tras la segunda de las arremetidas y las hábiles combinaciones de ataques, después de errar por segunda vez en mi ofensiva, mi cuerpo quedó quieto por completo. Empecé a dar fuertes pisadas contra el suelo, tan fuertes que eran capaces de hacer que este se levantara y que todo mi entorno empezara a temblar. Estirando el brazo derecho, aquel con el que blandía una de mis dos espadas, empecé a golpear con esta, con una fuerza semejante, una de las torres que habían a lo largo del puente. Todo mi costado derecho estaba en movimiento, y el ruido que reproducían mis acciones iba perfectamente acompasado al latir de mi corazón.

Dum dum dum dum, dumdum, dumdum, dumdum, dumdumdumdumdumdumdumdum. No era un sonido monótono, no era una melodía precisamente bella, sino un canto de batalla, un creccendo tanto al ritmo como a la intensidad de aquel bello himno a la guerra. Llegó el momento en el que tal era la velocidad de golpeo que los temblores no cesaban, casi pareciera que un pequeño terremoto asolaba el lugar, y la torre que recibía los impactos de mi espada se empezaba a inclinar, mostrándose apunto de caer por completo desprendiéndose de su base. Y como es evidente, siendo menester en el tipo de personaje que había demostrado ser en los úiltimos minutos, el culmen de toda aquella sinfonía llegó con un grandioso, poderoso e infinito rugido que mi voz gutural lanzó hacia lo alto de los cielos.

Al soltar la tremenda rabia acumulada como un solo rugido devastador mi cuerpo quedó completamente rígido, mas en cuanto cesó el poderoso ruido el gesto volvió a bajar hacia el mundo terrenal, y una vez más se clavó como una maza demoledora sobre el rostro de la joven doncella. Todo aquello no había sido más que una muestra de frustración, nada más que una demostración de lo intrépido, impaciente y salvaje que podía ser un servant de la clase berserker. En pocas palabras: para él, para mí, aunque el combate acababa de dar comienzo, la lucha se estaba desarrollando con tremenda lentitud. Ver como cada arremetida y cada golpe lanzado eran esquivados por la chica con una situleza y una agilidad sublimes resultaba cuanto poco frustrante, y hacía que la ira y la rabia aumentaran segundo a segundo en el interior de mi alma y mi corazón. Los ataques de ella surtían con un efecto mayor al propio: había logrado dañarme con ligereza el torso y la pierna, pero por lo que atenía a mi percepción esto no era nada. No era suficiente, ni mucho menos.

Yo quería más. Quería sentir la sangre, quería sentir el dolor. Quería más. Quería sentir el pánico, quería sentir la desesperación. Quería más. Quería bañar mis manos con el riego vital que circulaba el cuerpo de mi enemigo, con sus órganos, con su esencia, con su todo. Quería más. Esto no era suficiente, ni de lejos, y si tenía que enloquecer (sí, más de lo que ya lo había hecho) para obtener lo que deseaba, que la locura se convirtiera entonces en mi aliada y que me recibiera entre sus brazos con total tranquilidad. No, no con tranquilidad pues no es esto digno de la madre locura... con desesperación. Sí, eso sí, con la desesperación por delante todo puede tomar aires demenciales. Y ahí estaba yo para demostrarlo.

Ambientación


No hacía ni falta decirlo, mi contrincante estaba lo suficientemente experimentado como para saber aquello que teníamos que hacer, lo que era menester en un enfrentamiento de dos almas ansiosas como las nuestras. Por tercera vez consecutiva, fue la lancera quien tomó la iniciativa y se lanzó sobre mi con lanza en mano, usándola como si fuera nada más y nada menos que una prolongación de su propio cuerpo, como si no tuviera la más mínima dificultad de hacer cuantas virguerías movimientos quisiera con ella. Sus movimientos empezaban a ser demasiado veloces y confusos, lo que no hacía más que aumentar mi rabia y hacer que la fuerza con la que sujetaba mis armas aumentara. En principio, una persona con la escasa agilidad de la que disponía lo tenía difícil para seguir aquel juego de pies, y por supuesto también para preveer el lugar desde el que vendría el próximo ataque. Pero estos no eran todos los factores de la ecuación. No había que olvidarlo: yo era un guerrero, y uno que estaba demasiado acostumbrado a lidiar con la muerte. Era imposible que no sintiera cuando esta estaba cerca de mí, cuando los ataques de mi enemigo podían resultar letales y, por lo tanto, cuándo me debía preparar para bloquearlos y cómo había de hacerlo. Ese no era el conocimiento de un luchador, si no su instinto: cuando el cuerpo se mueve por cuenta propia tras haber aprendido a reaccionar de este modo en innumerables batallas. Aquí es cuando la habilidad y la fuerza se hacen uno y te permite convertirte en un verdadero dueño de tu arte.

El cuerpo de mi enemigo seguía frente a mi visión, pero su ataque llegó desde un punto distinto al que ya estaba acostumbrado: desde un costado. Este pudo ser un intento de confundirme y hacerme errar en mi defensa, lo que podría haber funcionado con alguien que sigue el intelecto, pero no con alguien que sigue el instinto. El peligro se acercó por mi costado derecho,, y mi mano derecha, junto al boken que sujetaba, se dirigieron hacia este lugar, bloqueando una vez más el golpe de la lanza con el impacto de mi arma sobre ella y desviándola. Al tiempo que golpeaba con la diestra, mi cuerpo giró noventa grados, de modo que desde esta posición fuera mucho más fácil lanzar un golpe seco de mi boken contra el cráneo del rival. A este ataque le seguiría un nuevo golpe de mi katana derecha contra el arma enemiga, para apartarla de mí, seguido de nada más y nada menos que un placaje dirigido directamente contra aquella doncella de amplia sutileza, con ninguna intención que no fuera la de llevármela por delante y arrollar completamente con su cuerpo.

Ese era el instinto de batalla. Ese era el impulso de un luchador. Eso era lo que realmente debía demostrar poseer un samurai digno de valer. Claro... sería así si no me hubiera convertido en poco menos que un animal salvaje.


Nueva técnica activada:
Musha Shugyo: "El ímpetu del samurai"

Rango C Support

"Recorrí provincia tras provincia luchando con guerreros de todo tipo y formación, más ninguno pudo vencerme en los más de sesenta duelos en que participé"

Este Noble Phantasm muestra la resistencia y el espíritu inquebrantable de su usuario. Como guerrero, Musashi estaba acostumbrado a las batallas, y en estas poseía un espíritu inquebrantable que no le hacía dudar lo más mínimo frente a cualquier enemigo que se le opusiera. En su forma de espíritu heroico se mantiene de igual manera. Esta habilidad le brinda mas poder en sus habilidades a Musashi y este se incrementa aun mas si el enemigo al que se enfrenta es mucho mas poderoso que él.

(Rango | si el rival es igual nivel| Si el rival es de 2 a 4 niveles más fuerte| Duración)

Rango C: +50 hp extras/ +1 Fuerza | +100 hp extras/ +2 Fuerza | 4 turnos activo.

Recuento: 4 de fuerza +1 por Mejora de ira +1 por NP= 6 de fuerza

Edit:
Vida= 460-0+50= 510
Daño=20x5=100


Última edición por Miyamoto Musashi el Miér Ene 22, 2014 7:33 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Miér Ene 22, 2014 7:30 pm

El miembro 'Miyamoto Musashi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Agilidad' :


--------------------------------

#2 'Fuerza' :
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 22, 2014 10:05 pm

La sorpresa se apoderó de mí. Aquel armatoste que hasta el momento no lograba acertar en los golpes, demostró tener guardada alguna baza y no ser solo fuerza bruta. Eso no quita que esa baza fuera una explosiva cantidad de energía que desprendía aquel tipo, como despertar a un monstruo desde el profundo interior de una cueva al que tras una larga ayuna le entregaban al más jugoso de los carneros.

Bueno, en esta ocasión, puede que fuera más acorde hablar de entregarle un pavo en una bandeja de espinas de acero… Porque lo que se resistía a ser la presa aquella dama voladora… Lo que se resistía hasta que atónita observé una maestría que me resultaba inconcebible para un Berserker que se dejaba llevar. Puesto que en mitad de los movimientos fugaces de la mujer, fue capaz de prever una maniobra ofensiva. Y no solo preverla, sino que también bloquearla con su arma, una espada; para al instante siguiente arrollarla con su enorme cuerpo. Fue una carga brutal como ella sola, la primera que veía realizar a una persona que casi podríamos denominar humana. El resultado me era difícil de observar desde la lejanía en la que me había mantenido, así que me acerqué unos pocos pasos y me parapeté semioculta a la vista en la entrada del puente. Ya que me acerco, al menos me cubro un poco, no es plan de que si me cae algo no tenga donde cubrirme.


Orden nuevo:
Pues nah, aquí viene mi post... Tocándole luego a Lancer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Holy Grail Spirit el Vie Ene 24, 2014 9:27 pm

El miembro 'Brynhildr' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Fuerza' :
     

--------------------------------

#2 'Agilidad' :
       

_________________
Gracias a Aika por la imagen xD:
avatar
Holy Grail Spirit
Admin

Mensajes : 1666

Experiencia : 7288

http://fatearetology.webmasterforos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 24, 2014 10:03 pm

Progresivamente iba su enemigo irritándose mas, progresivamente mas y mas heridas manchaban su cuerpo, eran pequeñas, pero son la semilla de la victoria que ella cosecharía esa noche, el cambio llegaba poco a poco al Berserker, pero en el caso de Lancer ella seguia exactamente igual a como cuando inicio la pelea, su estado mental seguía siendo un oasis de tranquilidad, aun cuando estaba calculando sus siguientes movimientos de defensa, sus siguientes ofensivas, sus posibilidades de usar el ambiente a favor, la seguridad de su Master, el Servant invitado que hasta ahora no se ha mostrado, todas esas cosas tenían ocupada una porción de su mente, todas las variables iban siendo descifradas a un ritmo lento pero constante.

Sin embargo había un factor que no podía ser calculado, no aun, y este era el factor instinto, una baza de gran utilidad que ayudo al rival a anteponerse a las intenciones de la valkiria para apartar su ataque con un seco golpe de esa espada rara suya. Casi sonó como un latigazo cuando ambas armas chocaron, un golpe tan fuerte que causo que su brazo se fuera hacia atrás al sostener el arma y evitar que saliera volando. Con esa posición le resulto mas fácil al rival arremeter con el arma de madera en contra de su cabeza, mas una vez mas la agilidad de la lancera demostraba que su gran fama no era en vano, tuvo que agacharse para evitar el golpe que paso a escasos centímetros de su cabeza, pero una vez mas salia ilesa.

Pero no termino ahí, como un bulldozer lleno de ira el samurai propulso todo el peso de su cuerpo en un pesada tacleada que paso arrollándola y llevándola de viaje varios metros hasta llegar a una de las vigas del puente. La joven estaba atorada en el huracán de destrucción que iba dejando secciones enteras de asfalto hechas añicos con sus pesados pasos, fue una rápida maniobra combinada con toda la fuerza que podía generar su pequeño cuerpo la que la salvo en esta ocasión. Esta vez procuro rodear bien con las manos ciertos puntos del cuerpo del berserker, faltaban escasos instantes antes de ser estampada contra la estructura de metal del lugar. Justo antes del impacto clavo con suma fuerza ambos pies en el suelo y aprovecho toda la energía del rival, cambiando la dirección de esta con los movimientos necesarios, para hacerlo que girara sobre si mismo y lanzarlo fuera de su posición.

En otros artes como el judo esa maniobra es bastante común y básica, pero para ella quien no sabia nada de esos estilos aquel movimiento fue mas como una rápida y experimental improvisación. Sea como sea resulto, no solo evito chocar contra el duro metal rojo del puente sino que también quedo muy cerca del borde, permitiendole literalmente arrojarlo fuera de este. Aun podría el sostenerse de la estructura, o invertir el agarre para intentar lanzarla a ella, o incluso aferrarse a su brazo y traerla consigo, seria cuestión de ver como reaccionaba el y si ella podía salir libre de ello, una caída así podría ser peligrosa y de salir todo bien el espadachín enloquecido se llevaría lo peor del daño.


2 éxitos de ataque: 40 de daño
5 éxitos de agilidad: 0 de daño recibido

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 27, 2014 10:40 am

El contraste entre habilidad y fuerza bruta llamaba más la atención a cada consecución de movimientos y ataques. En mí se veía la pura y radical forma de combatir de un berserker: sin pensar, lanzado a la salvajada, dispuesto a romper cuantos huesos fuera necesario sin siquiera cavilar sobre la mejor forma que podría utilizar para hacerlo. El resultado era lo único que valía, el medio era lo que menos importaba. Si tenía que propinar un golpe de espada con toda la fuerza de sus brazos, si tenía que bloquear con uno y atacar con el otro, si tenía que embestir, morder, patear, rugir, gritar... nade de eso importaba, no eran más que componentes de una obra cuyo fin último no era llamar la atención del espectador, sino destruir sus mentes hasta tal punto que quedaran pasmados con el último resultado y no pudieran reaccionar de modo alguno frente a tal magnificencia.

Por contra, la joven de esbelta figura y suaves facciones que a mí se enfrentaba era un mundo diferente. Su mente sí que parecía trabajar fulminantemente y determinar a cada instante cuál era el mejor modo para evitar que su cuerpo fuera completamente destrozado y, al mismo tiempo, herir a su oponente en el intento de dejarle fuera de combate. Y al fin y al cabo, su celeridad mental y la velocidad a la que le permitía moverse su cuerpo le estaban dando unos resultados más que dignos. Hasta el momento ella era la única que había salido ilesa a cada embestida, a cada golpe, a cada impacto de aquellas espadas de madera que rugían mientras surcaban el aire hasta intentar llegar a su objetivo. Pero todos mis ataques habían acabado en fallo. ¿Cómo era posible? ¿Cómo podía la simple belleza superponerse hasta ese punto a la furia y la rabia de un enemigo desquiciado? ¿Tal era la ventaja de aquel ser consciente que su enemigo, osease yo, jamás sería capaz de llegar a asestarle un golpe contundente? No lo quería creer, y cada vez que pensaba en ello la sangre hervía con más intensidad. Esa era mi batalla, esa era mi enemiga, esa era la muerte que yo le iba a ocasionar y esa era la forma mediante la que lo iba a hacer. Nada cambiaría desde ese momento en adelante.

Mi determinación ya había sido demostrada con todos los ataques que se llevaron a cabo con anterioridad, pero se secundó aun más (por si hacía falta) con el último de estos, aun más repleto de furia y descontrol que los anteriores si cabía. Si bien mi golpe de espada había sido evadido por la hábil lancera, la embestida que siguió a este no fue tan fácil de evitar, y al parecer la pilló por sorpresa. Arrastré la fina figura de la doncella por varios metros, con la única intención de llevarla hasta uno de esos pilares y estamparla de lleno contra estos para quebrarle la columna vertebral y algún otro hueso si era necesario. pero por supuesto, ella no se iba a dejar golpear de este modo sin resistirse. una vez más se demostró la habilidad, la agilidad y la gran perspicacia de la mujer, pues aun a medida que se acercaba su final se fue resarciendo y preparando para evitar el daño que ya parecía inminente. Clavó los pies en el suelo para ralentizar mi embestida y hacer que el choque fuera menor, y al mismo tiempo empezó a rodearme con sus delgados brazos en determinadas zonas de mi cuerpo. Cuando ya nos encontrábamos casi al borde del puente la belleza heladora llevó a cabo un movimiento que le permitió proyectar la fuerza de mi embestida sobre mí mismo y lanzarme hacia lo que parecía ser el exterior de aquel puente... lo que pudiera encontrar más allá de mi caída no podía ser bueno. Sin embargo, yo mismo no estaba dispuesto a permitir que fuera el único que acabara dolorido después de eso.

En el mismo momento en el que fui proyectado, mi brazo derecho hizo una presa sobre el de la joven y la agarró con toda su fuerza, obligándola a que saliera volando junto a mí. Seguidamente, atraje el cuerpo entero de ella hacia mí, y al estamparlo contra mi torso llevé a cabo una presa completa con ambos brazos, tratando de pulverizar todos sus huesos y hacerla gritar de puro dolor como jamás lo había hecho. Para nuestra suerte, o para nuestra desgracia, la caída no fue tan dura como esperábamos, pues cinco metros más abajo del puente en el que habíamos estado combatiendo se encontraba un paseo para los caminantes, lugar al que fuimos a parar con nuestra caída. Sin embargo, aun agarrándola y abrazándola con todas mis fuerzas, volteé mi cuerpo en medio del aire de modo que no fuera yo el que cayera de espaldas sobre el duro suelo, sino que fuera ella la que lo hiciera, con además de esto todo el peso de mi cuerpo encima del suyo. A la hora de caer, por supuesto, también yo sufrí mis heridas, pues las rodillas se estamparon de lleno contra el suelo y se resintieron con un agudo dolor, pero sin llegar a amenazar siquiera con quebrarse. La caída fue fulgurante y destructiva, tanto que casi hizo temblar el resto del puente a nuestro paso, y dejamos sobre el suelo del camino unas notables grietas que parecían señalar qu aquel suelo podía ceder en cualquier momento.

Sin embargo, aun así no tuve ninguna consideración con aquel sujeto que en ese momento aun se encontraba atrapada bajo mi peso. Alcé los puños con fuerza y empecé a descargarlos directamente sobre su rostro, soltando a cada golpe un rugido de rabia y depravación, de odio y de ira, cuya única intención era propulsar aun más aquellos golpes y lograr que los huesos del rostro y el cuerpo de la lancera se quebraran más y más a cada impacto.

Daño recibido: 40-20x1= 20 de daño recibido
Vida: 510-20= 490 de vida
Daño causado: 20x5= 100 de daño causado


Última edición por Miyamoto Musashi el Lun Ene 27, 2014 11:59 am, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [1º Guerra] Fuegos artificiales sobre el puente Fuyuki [Colectivo]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.